Tu relación de pareja

13.12.2014

Cuando te enfocas en aquello que tu pareja no tiene, cuando prestas toda tu atencióna eso que todavía hace falta en tu relación, a lo que todavía le falta lograr, cuando te fijas en sus fallas, en lo que "debería" ser en este momento, provocas que tu satisfacción dependa de que esta persona cambie y entras en una especie de guerra, a veces sutil y a veces no tan sutilmente. 

Ahora resulta que ella es la responsable de tu felicidad.

Ahora te expresas desde un estado de limitación, desde un estado de insatisfacción, desde un estado de tensión y muy poca libertad, y no desde la profunda paz que eres.En realidad tú no quieres a éste que se encuentra frente a ti,lo que quieres es una imagen, a una persona ideal. 

Ahora existe una tensión (una brecha) entre quién es esa persona y quién no es, y tu alegría está ubicada en el futuro, o por lo menos así es como se siente. Ahora te sientes desconectado y con el anhelo de conectarte de nuevo, con el tiempo. Sientes que verdaderamente no te puedes volver a conectar a menos que cambie. 

Lo culpas por tu falta de conexión. Y desde tu sentido limitado, de culpa, de decepción, de frustración e incluso de enojo, ¡esperas a que se dé algún tipo de cura o transformación! 

Sin embargo, nadie cambia porque tú quieras que cambie.

¿Alguna vez has cambiado tú cuando alguien intentó cambiarte? ¿Qué no acaso te sentiste manipulado o ignorado?¿Podrías convivir con tu pareja tal y como es en este momento? ¿Podrías olvidar el futuro, la esperanza, tan sólo por un momento?

Y desde ese sitio de profunda conexión, desde ese estado de alegría y claridad ¿podrías expresar tu verdad, no con la intención de que cambie, sino de tal forma que puedas darle a entender un poco mejor cómo te sientes?

¿Podrías escuchar sin prejuicios y dejar de lado la 'historia' acerca de su relación (las exigencias, las expectativas, el pasado, las 'reglas') y simplemente relacionarse, aquí y ahora, como iguales? 

Cuando tu pareja se siente más conectada contigo, cuando se siente escuchada, a salvo; cuando tu relación se basa en el momento presente, cuando sientes la libertad de expresar tu verdad, cuando todas las imágenes se desvanecen, cuando tu enfoque no está en aquello que hace falta o en lo que se ha perdido, sino en lo que está presente justo en esta habitación, ¿acaso sientes la necesidad de que alguien cambie? ¿Necesitas acaso algún futuro? ¿Independientemente de que te quedes o que te vayas el día de mañana, independientemente de que tu pareja cambie o no, podrías estar en paz con las cosas tal y como son y vivir desde ahí?

Esto no es pasividad, sino una conexión profunda con la vida, es la fuente de toda acción clara, inteligente y creativa, es el sitio en donde surgen todas las decisiones. 

Tal vez no necesitemos esperar a que se dé un cambio el día de mañana para que podamos conectarnos en este momento. Tal vez el cambio se dé no a través de la fuerza o de la presión, sino por el hecho de permitirlo desde un profundamente conectado y alineado Ahora. Quizás así dejemos de convivir en un sueño y empecemos a hacerlo en esta misma habitación. 

Jeff Foster (Traducido por Tarsila Murguía)