Avanza en tu vida con la ayuda de tus antepasados

Qué son las Constelaciones Familiares

Es una herramienta terapéutica sencilla y eficaz para tratar diversidad de problemas personales, familiares, laborales y de salud. De una forma rápida saca a la luz la causa del sufrimiento que la persona plantea y que está BLOQUEANDO su vida.  

LO ESENCIAL SALE A LA LUZ, AQUELLO QUE CONDUCE A LA PAZ
Esta metodología saca a la luz aquello que no se resolvió, lo oculto, lo que causó daño, tomando la FUERZA de nuestro sistema familiar, resolviendo para nosotros y para nuestros descendientes (hijos, nietos...). 

Se basa en la metodología fenomenológica y sistémica creada, a principios de los años 80, por el psicoterapeuta alemán Bert Hellinger (1925) candidato al "Premio Nobel de la Paz 2011", es una figura clave para el mundo psicoterapéutico y filosófico actual.

Según él, nuestra historia familiar afectaría profundamente nuestra personalidad, nuestro comportamiento y relaciones, moldearía nuestros valores, actitudes y creencias sobre nosotros mismos, sobre los otros y nuestra vida. 

Cada ser humano trae consigo toda la información de las vidas de las que procede, tanto a nivel psíquico como físico. 

Es lo que llamamos herencia y se encuentra impreso en lo más profundo de nuestro ser, en nuestros genes y en el inconsciente colectivo de nuestra familia y tiene la capacidad de ser transmitida de generación en generación.

Algunos heredamos los ojos verdes del abuelo, las piernas cortas que también tenía nuestro padre y que a su vez tenía su propia madre, el buen o mal carácter, gustos determinados, la fuerza y el compromiso, las tendencias depresivas u obsesivas que caracterizaron posiblemente alguno de nuestros antepasados. Pero también heredamos los conflictos no resueltos que se hayan podido generar en el seno de nuestras familias, debido a diferentes factores.   

En C. F. se trabaja con una mirada sistémica que observa la historia de la familia de origen y los sucesos importantes que han ocurrido en generaciones pasadas y su influencia en nuestro presente.

Por tanto, somos la expresión de nuestros antepasados. Ellos siguen estando presentes en nuestras vidas, nuestra lealtad hacia ellos hace que (de manera inconsciente y por amor), repitamos sus experiencias y vidas, entrando en dinámicas de enfermedad, desequilibrios emocionales, problemas familiares y, en definitiva, infelicidad.

Cómo se realiza una Constelación familiar

En un taller de grupo, la persona que hace su constelación elige representantes que asuman el papel de los distintos miembros involucrados en el conflicto.

Guiado por su intuición y en silencio, los coloca en el espacio. Los representantes, se recogen internamente, en un estado meditativo, en silencio; a partir de ese momento el constelador acompaña al cliente al encuentro con su realidad, orientándose en la expresión corporal y emocional de los representantes, que sorprendentemente se expresan y sienten como las personas a las que representan; completando con frases sanadoras o ritos de lenguaje corporal. Integrando además al "niño dolido".

Así se forma una nueva imagen encaminada a soluciones alternativas y al asentimiento consciente al propio destino. 

El grupo que se reúne, comparte y está unido por temáticas y dinámicas que conllevan a un aprendizaje colectivo; por eso todo tema que surge está dirigido al grupo entero, sus almas trabajan, sea como participantes sentados, como representantes o como el consultante. Cuando esto sucede, algo se soluciona también en su vida. 

¿A quién beneficia?

En casi todas las familias hay ciertos hechos que tienen un profundo impacto residual en todos sus miembros, perturbando la armonía familiar. Todo niño está conectado a una familia y adopta ciertos roles en la estructura familiar. Todos los miembros de la familia, incluyendo aquellos que están ausentes por muerte y separación, están energéticamente presentes en la estructura familiar y afectan a los otros miembros.

Con este trabajo se logran, una y otra vez, traer a la luz lo oculto y hacer visible la causa de determinados conflictos. La realidad aceptada es liberadora, disuelve las implicaciones en viejas ilusiones y abre paso a la reconciliación. De esta manera la perspectiva se amplía y con ella también la responsabilidad.


Una Constelación Familiar es idónea cuando una persona necesita aclarar un tema específico de su vida y quiere llegar a la raíz del asunto.
Facilitando el CAMINO HACIA LA SOLUCIÓN.
 

Se puede trabajar: 

TALLER DE GRUPO  >>  un sábado al mes

SESIÓN INDIVIDUAL   >>  Pedir cita previa - Tlfno: 669 721 495